Con este mantra cantado temprano solicitamos que el día sea auspicioso

Sai Baba ha dejado la forma física (My Sweet Lord-George Harrison)

Sathya Sai Baba es puro Amor

Según los Vedas, el mantra más poderoso es el Gayatri Mantra (aquí cantado por Sai Baba)

Seguidores

NUEVA PÁGINA

domingo, 7 de noviembre de 2010

El ejemplo del agricultor



El agricultor, concentrado en el proceso de
cultivar, ignora incluso el alimento y
el sueño, porque está demasiado ocupado
arando, nivelando, sembrando, regando,
desmalezando y protegiendo y cuidando
la cosecha. Sabe que su familia tendrá que
subsistir en base a la cosecha que él
traiga a casa, y que si desperdicia
la preciosa estación en ocupaciones
improductivas, su familia se enfrentará
al hambre y la mala salud.
De modo que deja a un lado o pospone
otras ocupaciones, y enfoca toda
su atención sólo en el cultivo.
Soporta dificultades y privaciones,
trabaja día y noche, vigila los
sembrados que van creciendo,
y recolecta el grano. Como
consecuencia puede pasar los meses
siguientes en paz y alegría, con
su familia feliz. Los estudiantes y
buscadores espirituales tienen
importantes lecciones que aprender
del agricultor. La etapa de la juventud
es la estación para el cultivo
mental e intelectual. Estos años
deben ser cultivados intensiva e
inteligentemente, sin importar
dificultades ni obstáculos.
El clamor de los sentidos precisa ser
acallado; el hambre y la sed
tiene que controlarse; el impulso
de dormir y relajarse
debe contenerse.
             -BABA    



El esplendor del Nombre de Dios




No te pongas eufórico por las riquezas, el estatus,
la autoridad, la inteligencia, etc., que puedas
poseer. Considera que te han sido dados en
custodia, para que puedas usarlos en beneficio
de los demás. Todos ellos son signos de
Su Gracia, oportunidades de servicio,
símbolos de responsabilidad. Nunca te alegres
por los tropiezos de los demás; siente
compasión por los errores y equivocaciones
de los demás. Busca lo bueno en otras personas;
oye sólo las buenas noticias sobre ellas;
no prestes oídos a los chismes maliciosos.
En este día de Dipavali, adopta la resolución
de encender la lámpara del Namasmarana
(repetición del Nombre de Dios) y
colocarla en el umbral de tu puerta,
es decir, en tus labios.
Aliméntala con el aceite de la devoción;
como mecha, ten la constancia.
Que esa lámpara ilumine
cada minuto de tu vida.
El esplendor del Nombre alejará
la oscuridad, dentro y fuera de ti.
Esparcirás así alegría y paz
entre todo aquél que se te acerque.
                                  -BABA